miércoles, julio 27, 2005


EL CODIGO DA VINCI

No tenía intenciones de hacerlo, pero estoy leyendo la novela de Dan Brown. Tengo muchos prejuicios, pero trataré de ser honesto. Por lo pronto, es entretenida. Leí casi 100 páginas en dos sentadas. Lo obvio, por ahora, se maneja en el límite de lo creíble, pero tal vez por eso mismo es atractivo. La novela está escrita para gustar, impactar, golpear. Trataré de ir reflejando mis impresiones a medida que la lea para conservar un registro diario y tal vez, al final, de la lectura de estas impresiones y los recuerdos que me deje, quizá pueda escribir un artículo. Veremos.

6 comentarios:

zaxl dijo...

no estaría de más un buen artículo, mucha gente cree que la novela es real y aún no entiendo porque tanto revuelo. La leí de una sentada, es entretenida, pero aún no entiendo como llego a ser el fenómeno en que se ha convertido.

René López Villamar dijo...

Yo también me la eché de una sentada. Creo que la novela de Dan Brown vale mucho justamente por eso, por que algo (y no es la gran calidad) la ha hecho un éxito.

Se podría arguir que el hecho de que sea una basura la hace exitosa. Pero se publica mucha basura al año y no toda ella tiene la suerte de El Código.

Aunque creo que elegir al Opus Dei como antagonista tiene sus ventajas.

Saludos

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Un atinado comentario, René. Por lo general no se ve, pero el "villano natural" ayuda mucho a la hora de armar la estructura de una novela o de una película. Siempre me llamó la atención, por ejemplo, la forma en que se logra en Sexto sentido aceptar a Bruce Willis (Duro de matar) vivo tras recibir varios disparos mortales. Y en esa trampa se apoya toda la película. Con el Código (he leído poco más de 100 páginas) todos los ingredientes están sobre la mesa y ahora sólo resta combinarlos y agregarles los condimentos del caso.

P. C. dijo...

Bueno, en el maravilloso mundo de la industria musical (es un decir, ya que lo maravilloso ahí es escaso) sucede lo mismo: cada dos por tres aparece un "X" (artista no demasiado bueno, pero tampoco demasiado malo; es decir que a la vuelta de la esquina encontramos mejores y peores) que logra un éxito enorme, a nivel mundial, y que cuenta con el aval incondicional de la prensa "especializada". (Lo que hago, por mi parte, es no dar ni 5 de bolilla a lo que esta prensa especializada pudiera escribir...)

Martín Cagliani dijo...

Yo lo leí, o mejor dicho lo abandoné. No llegué a las 100 páginas, porque me pareció muy trucho. No me gusta como está escrito, como si fuese una guia turística de Europa. 4 páginas para describir el viaje del protagonista desde su casa al Museo, y en ellas nos hace un tour turístico. Y me pareció bastante patético que use mal elementos históricos, eso me hizo enojar, jaja. Así que decidí no seguir con la lectura, ya que si bien es una lectura ágil y fácil, prefiero leer otra cosa. Mi tiempo es oro :P Pero realmente, no puedo comprender por qué la gente es tan cerrada y se cree que lo que dice una novela es cierto... y lo malo es que lo que dice está plagado de errores históricos, ni siquiera lo que podría ser real, lo es. Imagino que el autor no tuvo intención de que fuese real, creo que lo dijo por ahí en alguna entrevista, que no comprendía como la gente creía que él estaba diciendo una verdad, si sólo era ficción.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.